.

Esta fundación tiene su simiente en la necesidad del hombre y de la mujer de mantener una relación con la Deidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo) como eje fundamental de sus vidas para ser buenos mayordomos de las bendiciones recibidas por el dador de la vida Dios. Y los bendijo Dios y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra y sojuzgadla; ejerced dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra (Genesis 1: 28). Actualmente la Fundación se encuentra activa en las ciudades de Montería y Cerete.

Su señor le dijo: “Bien, siervo bueno y fiel; en lo poco fuiste fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.” (Mateo 25:21)